Logo de escaleras indes·k

+34 636 27 94 49

¿Qué es el acero galvanizado y donde se utiliza?

Cuando sometes el acero a un proceso llamado galvanización da como resultado el acero galvanizado. Este consiste en proteger la superficie de, acero con otro material. Generalmente, se usa zinc (Zn), sobre todo para evitar la corrosión.

Las ventajas de la galvanización del acero cubren a la perfección las recomendaciones de la IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático).

Pormenores sobre el acero con galvanización

Explicaremos mejor qué es este metal y las ventajas que presenta en detalle.

El acero

El acero es un material compuesto en su mayor parte por hierro (Fe) y carbono (C). El porcentaje de carbono se sitúa entre un 0,008 % y un 2,11 % de la masa. A partir de porcentajes mayores de carbono sobre el hierro, conviene considerar otras aleaciones.

La principal ventaja del acero sobre el hierro en estado puro es que el primero conserva las características del hierro como metal, pero mejora sus propiedades físico-químicas. Sin embargo, a partir de un porcentaje mayor del 2,11 % de carbono, como se ha mencionado, la aleación se torna más frágil, lo que dificulta su maleabilidad. Por este motivo, a partir del 2,11 %, conviene considerar otras alternativas.

A lo largo del tiempo, se han descubierto otras aleaciones del hierro con otros elementos que potencian aspectos determinados según el empleo que se vaya a dar al metal. Estas aleaciones también han pasado a recibir el nombre de acero, si bien van acompañadas de términos que especifican alguna de sus características. Por ejemplo, una particularidad específica de la aleación, el elemento empleado o el uso que se le puede dar. Ejemplos de ello son el acero inoxidable, el acero al silicio o el acero de cementación.

La galvanización

La galvanización o galvanizado es un proceso que aprovecha la diferencia de carga eléctrica que presenta cada metal. Recibe su nombre del científico italiano Luigi Galvani, cuyo trabajo sirvió para comenzar la ingeniería electroquímica.

Esta técnica supone recubrir un metal de menor carga eléctrica con otro de carga mayor. Para lograrlo, se pueden emplear dos técnicas: el galvanizado eléctrico y la galvanización en caliente.

En el primer método, el galvanizado eléctrico, se emplea una fuente de alimentación eléctrica para alimentar un ánodo. Este está compuesto por el metal proyectado sobre el acero sumergido en un electrolito. El electrolito es una solución de sales que comienza el proceso de sustitución de los iones metálicos del hierro por los del ánodo.

La segunda metodología es la galvanización en caliente. Es la más empleada para el acero destinado a la construcción y los objetos exteriores o sometidos a entornos corrosivos. Consiste en introducir el acero en un baño de zinc a 450 ºC de temperatura. El zinc se va depositando en varias capas y se adhiere al hierro del acero gracias a una reacción química. A medida que cada capa es más exterior, el porcentaje de zinc sobre el hierro aumenta.

Gracias al proceso de galvanización las escaleras metálicas pueden ser instaladas en el exterior y aguantar todo tipo de inclemencias del tiempo sin tener que cambiarlas cada dos por tres.

Por eso, como parte de nuestro catálogo de escaleras para exterior contamos con las escalera metálicas galvanizadas.

Ventajas principales del galvanizado para escaleras de exterior

El objetivo de la galvanización es proteger al componente principal (el acero, en el caso que nos ocupa) de la corrosión por la oxidación u otros factores.

El hierro que compone la mayor parte del acero es altamente sensible a la oxidación (una reacción química en la que el hierro se une molecularmente al oxígeno). Las capas exteriores generadas con la galvanización forman una barrera protectora. El zinc es un metal cuyo proceso de corrosión es más lento que el del acero. Por tanto, las estructuras construidas con este material son muy duraderas y pueden alcanzar, sin mantenimiento, incluso los 150 años de vida útil en entornos rurales.

Empleo

Los artículos fabricados con acero galvanizado son empleados mayormente en la construcción y la decoración en entornos que pueden ser hostiles para el metal.

Si bien para las estructuras principales de una construcción, como las vigas y pilares, se emplean otros materiales como el hormigón, los acabados y estructuras adicionales suelen construirse con acero. Tiene una gran resistencia y capacidad para aportar una mayor belleza al acabado.

Uno de los ejemplos más sobresalientes donde se utiliza son las escaleras. Estas están sujetas a un desgaste mecánico evidente. La exposición al oxígeno del aire también las somete a un potencial desgaste por oxidación.

Para las escaleras de exterior o situadas en entornos agresivos (como centros para fundiciones, fábricas o laboratorios), usar una aleación de acero es lo más recomendable en la mayoría de los casos.

Por qué contar con nosotros para llevar a cabo la construcción de una escalera galvanizada

En nuestra empresa, somos expertos en el trabajo con acero galvanizado. Podemos garantizar los mejores resultados en la fabricación de estructuras exteriores como las escaleras.

La galvanización de las escaleras de exterior que efectuamos presenta una mayor protección. También cumple con las recomendaciones de la IPCC para alcanzar una economía circular que beneficie tanto a nuestros clientes como al planeta. Además, una escalera galvanizada de nuestra empresa cumple con las normativas de calidad de la EN ISO 1461.

Nuestras escaleras garantizan la durabilidad, robustez y adaptabilidad del acero. Ello contribuye para la construcción de unos edificios saludables. Fabricamos productos que evitan los mantenimientos costosos y la sustitución, a la vez que facilitan su reutilización cuando llegue el momento. De esta forma, se generan menos residuos, se minimizan los costes y, en consecuencia, el medioambiente es menos perjudicado.

escalera metalica exterior acero galvanizado

Nuestras escaleras de exterior galvanizadas garantizan la durabilidad, robustez y adaptabilidad del acero. Ello contribuye para la construcción de unos edificios saludables. Fabricamos productos que evitan los mantenimientos costosos y la sustitución, a la vez que facilitan su reutilización cuando llegue el momento. De esta forma, se generan menos residuos, se minimizan los costes y, en consecuencia, el medioambiente es menos perjudicado.

Conclusión

El acero es un material excelente para conseguir que las estructuras sometidas a entornos de alto desgaste sean más duraderas y resistentes. Cumple con las recomendaciones de los principales organismos de expertos para reducir el impacto del ser humano sobre el medioambiente.

Si partimos de estos principios, comprobamos que se trata de una solución ecológica, eficaz y económica para la construcción de escaleras de exterior y otras estructuras sometidas a los ambientes agresivos.

Contacte con nuestra empresa

Tras dar a conocer el material, si desea obtener más información o solicitar un presupuesto para su escalera metálicas galvanizadas, póngase en contacto con nosotros. Le atenderemos con la mayor celeridad para satisfacer sus necesidades de acero galvanizado. Hacemos cualquier estructura que requiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Please reload

Espere...

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando por esta web damos por hecho que las acepta, pero mejor dale al botón o consulte la información.  Más información

tienes dudas?

Regístrate y dinos qué necesitas brevemente y nos pondremos en contacto contigo, sin compromiso.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! Gracias por visitar nuestra web. Si tienes alguna duda o estas interesad@ en una escalera puedes hablar conmigo.